#QueNadaTeDetenga: La Defensoría de los Derechos Universitarios lanza nuevo programa para prevenir la deserción escolar en tiempos de Covid-19

#QueNadaTeDetenga

La Universidad de Guadalajara a través de la Defensoría de los Derechos Universitarios (DDU) puso en marcha desde ayer el programa #QueNadaTeDetenga, con la finalidad de contribuir a que las y los estudiantes de la comunidad universitaria continúen con sus estudios de manera óptima ante el contexto de la pandemia de la COVID-19 generada por el virus SARS CoV-2 (coronavirus), y evitar la deserción escolar.
 
Ante la situación excepcional que estamos viviendo, algunas y algunos estudiantes tienen dificultades para continuar con sus estudios de manera virtual, lo que puede derivar en casos de deserción escolar. Por esta razón, la DDU ofrece al estudiantado un acompañamiento con la finalidad de brindarles asesoría y herramientas a través de la figura de las mentorías.
 
La figura de la mentoría ofrece al estudiantado que se encuentre en riesgo de deserción la posibilidad de tener un acompañamiento personal, por lo que si es tu caso te pedimos que te acerques con las personas que integran la DDU. Una vez que generes tu registro, le daremos seguimiento a tu solicitud para ofrecerte asesorías sobre cómo y dónde realizar los trámites necesarios de acuerdo con tu situación. También realizaremos una evaluación conjunta para identificar necesidades y fijar objetivos y metas que ayuden a resolverlas, así como valorar la opción de un acompañamiento psicológico.
 
Así que si has pensado interrumpir tus estudios #QueNadaTeDetenga acércate a la DDU.
 
Si quieres realizar tu registro para las mentorías llena el siguiente formulario:

https://forms.gle/JsLTZgSpqSv9Qu7g6
 
Datos de contacto:
 
Teléfonos: (33) 35403028, 31342222 ext. 19600 y 19603
Correo electrónico: ddu@redudg.udg.mx
Facebook y Twitter: @DDUUDGOFICIAL
Web: ddu.udg.mx
Atentamente
“Piensa y Trabaja”
“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”
Guadalajara, Jalisco, 07 de julio de 2020
 
Texto: Gabriela Aguilar